Sales de aluminio en antitranspirantes y desodorantes

Las sales de aluminio como el clorhidrato o el circonio de aluminio son los agentes activos de los antitranspirantes y ayudan a bloquear la sudoración de tu cuerpo.

OCU

Las Sales de Aluminio en Antitranspirantes

Las sales de aluminio son los hidroxicloruros de aluminio y de circonio hidratados.

Sus nombres INCI (nomenclatura internacional de cosméticos) son: Aluminium chlorohydrate, el más frecuente, y como sales de aluminio y circonio, el Aluminium zirconium pentachlorohydrate, entre otros.

El aluminio es un elemento químico que está ampliamente distribuido en la superficie terrestre, encontrándose con gran facilidad en la tierra, rocas, vegetación y animales.

Su uso en cosmética y en los antitranspirantes lleva mucho tiempo, siendo su introducción en el año de 1.916 y su amplio uso nos dice de su seguridad en la aplicación en seres humanos.

Sales de Aluminio en coméstica

Cómo actúan las sales de aluminio

Las sales de aluminio, al ser aplicadas sobre la piel, son atraídas hacia los conductos de las glándulas sudoríparas y al entrar en contacto con el agua presente en el sudor forman un tapón debajo de la superficie de la piel.

Así se evita el flujo de más sudor, además al sentir el cuerpo que el ducto de salida esta obstruido genera un mecanismo de retroalimentación que detiene la producción del sudor en las glándulas.

Estos tapones pueden durar en promedio 24 horas y con el tiempo van desapareciendo, por lo que es necesaria una nueva aplicación del producto para mantener el efecto del control de la sudoración.

Por esto se recomienda que el uso de los antitranspirantes, especialmente en los que contienen sales de aluminio, deba hacerse con la piel completamente seca para que se puedan formar bien los cristales dentro de los ductos de las glándulas y no sobre la superficie de la piel.

Con las sales de aluminio en los antitranspirantes se obtienen muy buenos resultados para controlar la sudoración, sin ser un método invasivo, es de fácil utilización y se pueden conseguir a un precio económico.

Uno de los inconvenientes en las concentraciones mayores de aluminio es que puede irritar un poco la piel.

Para evitar cualquier tipo de irritación se recomienda que se empiece con una terapia progresiva con los productos de libre uso.

Presente en los antitranspirantes, no en desodorantes

Los antitranspirantes se encargan de reducir la cantidad de sudor que producimos.

Para conseguirlo, se usan estos compuestos de aluminio que bloquean temporalmente los extremos de los conductos excretores de las glándulas sudoríparas.

Los desodorantes, a diferencia de los antitranspirantes, no contienen sales de aluminio y por lo tanto, no tienen efecto contra la transpiración. Éstos se encargan de eliminar o controlar las bacterias que causan el mal olor del sudor.

Pero existe confusión a nivel del consumidor entre estos dos términos, y conocemos a ambos productos por “desodorantes”, aunque no son lo mismo.

Los antitranspirantes son los que acaparan la mayoría del mercado. Y.. ¿cómo saber si llevan aluminio?

Lo podrás encontrar en la lista de ingredientes, normalmente al principio, ya que las sales de aluminio están presentes en bastante cantidad (entorno a un 20%).

Dudas sobre la seguridad del aluminio

Durante los últimos años el aluminio en los cosméticos ha sido relacionado con el cáncer de mama y el Alzheimer.

La verdad es que a día de hoy no hay pruebas ni estudios rigurosos que demuestren alguna relación entre el aluminio de los antitranspirantes y estas enfermedades.

Aunque no se sabe mucho sobre los efectos y la absorción del aluminio presente en los cosméticos a través de la piel y faltan estudios en este área.

Si existen recomendaciones de reducir la exposición al aluminio reduciendo el uso de antitranspirantes.

“Sin sales de aluminio”, pero con alumbre

A causa de la mala fama que han ido adquiriendo las sales de aluminio, hay fabricantes que están utilizando el reclamo “sin sales de aluminio” para atraer a los consumidores.

Por ejemplo, tenemos la piedra de alumbre. Este mineral se utiliza como sustituto de las sales de aluminio.

Sin embargo, no es tan eficaz contra la transpiración, ni tampoco está libre de aluminio ya que el mecanismo de acción es similar.